Reseña en Quimera

A algunos les sorprenderá que tal vez en meses no coloque nada en el blog, y sin embargo ahora, en tan poco tiempo, ponga dos entradas. Y tendrán razón. Ocurre que la revista literaria Quimera ha sacado una reseña o crítica sobre un libro altamente interesante que habla de la llamada poesía de la Diferencia. Ahí va y espero que os guste.

Portada del número 432 de la revista Quimera

EL UNICORNIO EN EL CAFÉ LIBERTAD

25 AÑOS DESPUÉS. ANTOLOGÍA

(Ediciones “Carena”, Barcelona, 2019)

 

A inicios de los años noventa del pasado siglo, la corrupción política y económica en España era ya un escándalo silenciado. Tal vez la traca mayor de aquel pandemónium fue la Exposición Universal de Sevilla en el 92. Pero los diarios de ámbito nacional se hallaban bajo un férreo control ideológico y financiero que les impedía denunciar cuanto iba ocurriendo. Y todo era una verbena de inconsciencia y un cerrar los ojos a lo que inevitablemente se nos venía encima: la crisis que desde 2007 no nos ha permitido levantar cabeza.

En el ámbito cultural estaba sucediendo lo mismo: cierto número de escritores y artistas se habían enquistado en las instituciones públicas (Diputaciones, Ayuntamientos, Centros de las Letras y demás organismos vinculados al Ministerio o a las Consejerías autonómicas de Cultura) y desde esos lugares donde el dinero corría sin miseria ejercieron el más descarado tráfico de influencias.

Contra tal estado de cosas, algunos intelectuales alzaron la voz, primero individualmente y siempre desde tribunas muy modestas: periódicos provinciales con suplementos literarios como  “Cuadernos del Sur” de Córdoba, “Papel Literario” de Málaga o “La Isla” de Algeciras. Pero a partir de 1993 el clamor creció y surgió el movimiento de “la Diferencia” bajo el que se agruparon diversos escritores con estéticas muy diversas e independientes. Se pretendía denunciar toda esa corrupción que iba imponiendo una literatura oficial mínimamente crítica y muy acomodaticia con el poder.

Portada del libro reseñado: El Unicornio en el Café Libertad

Aquella revuelta, en cierto momento, llegó a trastornar todo el montaje del sistema de falsos valores culturales. Pero los popes de la crítica oficial arremetieron desde sus altas tribunas contra los disidentes; los acusaron de resentidos y establecieron contra ellos un silenciamiento aún mayor que el ejercido hasta entonces.

Hoy, veinticinco años después de aquel interesantísimo levantamiento contra la cultura oficial, uno de los poetas que la protagonizó y que también ha ejercido la crítica literaria, Pedro Rodríguez Pacheco, ha publicado un libro imprescindible: “El Unicornio en el Café Libertad”, donde lleva a cabo una crónica minuciosa de aquellos hechos y la acompaña con una antología y somera biografía, crítica o anecdotario de algunos de los poetas que participaron en los mismos (Manuel Jurado López, Pedro J. de la Peña, Ricardo Bellveser, Antonio Enrique, María Antonia Ortega, José Lupiáñez, Concha García, Antonio Rodríguez Jiménez y Fernando de Villena). Se echan de menos algunos nombres de grandes poetas que también participaron en los actos de aquellos días como Carlos Clementson, Enrique Morón, Juan J. León o Domingo F. Faílde (estos dos últimos, ya fallecidos), pero ello no desluce en nada este libro valiente y necesario para la plena comprensión de la historia de la literatura española en nuestro periodo democrático.

Página 62 de la revista Quimera, en la cual aparece esta reseña

Pero es que la publicación de “El Unicornio en el Café Libertad” ahora, un cuarto de siglo después de aquellas denuncias de los insumisos, posee una vigencia extraordinaria pues, lamentablemente, nada ha cambiado en el panorama cultural. Algunos de los mandarines de entonces siguen ejerciendo hoy su comisariado cultural desde las más altas instituciones del Estado; los principales medios de comunicación continúan dando la espalda a todas las voces críticas y la atonía es la norma en el panorama literario de nuestro país en tanto que muchas obras valiosas permanecen ocultas en editoriales periféricas o en los cajones de autores no bendecidos por quienes deciden lo política y literariamente correcto.

Si evidenciar la corrupción económica es obligatorio, hacerlo con la cultural es asimismo imprescindible aunque parezca importarle poco a la gente. Recomendar este libro, pues, es redundante. Simplemente, es fundamental, además de sugestivo por lo que tiene de antología de unos poetas casi desconocidos.

Acerca de elarboldearnas

Escritor y, sobre todo, novelista.
Esta entrada fue publicada en Reseñas. Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s