Presentaciones y firmas

Las presentaciones y firmas de libros son el marketing pobre de ellos. El rico se hace a través de los medios de comunicación más populares, y desde luego, la televisión. Como en todo, no es cosa de creerse lo que el marketing dice, pues tiende a mentir o, cuanto menos, a exagerar. Pero tampoco conviene hacer caso del marketing más potente, más rico, y ni siquiera tomar en consideración al pobre. En las presentaciones y firmas suele suceder que, excepto en el caso de autores literarios ya famosos, las compras las efectúan amigos,

Lección de geografía hispana

Lección de geografía hispana

familiares y conocidos. ¿Por qué?, en primer lugar porque el español medio no lee (siempre en comparación con otras ciudadanías de países también civilizados), y en segundo lugar porque nos fiamos más del marketing rico. Por eso en España una publicación de alguien apenas o poco conocido suele estar entre los 300 ejemplares y, como mucho, los 2000 en el caso de alguien más popular o de quien hablan las revistas culturales (si el comentario se consigue que lo hagan los suplementos de los periódicos, mediante pago o amistad, las ediciones pueden superar con creces esos números), en tanto en Francia pueden oscilar entre los 2000 y los 20000 ejemplares. La verdad es que en este país se vive bien (el que vive), pero ser español, y englobo a todas las comunidades incluso aquellas que disfrutan de una segunda lengua, es lo que tiene. Y, por descontado, debemos saber y ser conscientes y coherentes de que un país inculto jamás será un país rico (aunque yo ¿para qué os digo todo esto?, si resulta que vosotros, quienes me leéis, sois justo los medianamente cultos) ¿Le tenemos miedo a la cultura?, ¿nos aburre o repugna?, ¿no es mucho más aburrido, por ejemplo, ver un programa televisivo de esos de chismorreo o una película americana con mucha acción y donde el bueno siempre salva la humanidad? Américo Castro apunta la primera opción: durante demasiado tiempo el lector, es decir el que piensa, ha ardido en la plaza pública a la más mínima, y encima con la anuencia y contento de todos los demás (¿leer, pensar, tener espíritu crítico?, pero ¿eso se come?).

Presentación en el Centro Artístico de Granada. Paolo Remorini, menda y Ángel Olgoso de izq. a der.

Presentación en el Centro Artístico de Granada. Paolo Remorini, menda y Ángel Olgoso de izq. a der.

De mi novela Ashaverus el libidinoso he tenido hasta ahora 6 presentaciones y he firmado ejemplares en la Feria del Libro de Granada de este año 2015. Granada en el Centro Artístico, Literario y Científico, Madrid en el Centro Sefarad, Valladolid en la librería Margen, Granada de nuevo en el Palacio de los Olvidados (museo sefardí muy recomendable), Loja en el Pósito y por último Málaga en el Ateneo, esos han sido los lugares donde se han celebrado esas presentaciones.

Con Paco Huelva en el Centro Sefarad-Israel de Madrid

Con Paco Huelva en el Centro Sefarad-Israel de Madrid

En el Centro Artístico me presentó Ángel Olgoso, el ínclito y gran escritor de relato corto, habitualmente fantástico. En Madrid, Paco Huelva, crítico y autor literario andaluz. En Valladolid, Maritina Navazo, psicóloga y profesora de la UNED, queridísima esposa de mi primo hermano (más hermano que primo). En el Palacio de los Olvidados, José Luis Gärtner, insigne cachondo, patafísico, escritor de gran calidad y amigo del alma. En Loja, también José Luis Gärtner (la sobreexplotación es una característica del moderno capitalismo), ejerciendo de vendedora mi sobrina Yola, excelente y servicial

Con Maritina Navazo en la librería Margen de Valladolid

Con Maritina Navazo en la librería Margen de Valladolid

persona. En Málaga, Paco Morales Lomas, autor y crítico literario, presidente de la Asociación de Críticos de Andalucía, antiguo amigo de cuando aterrizamos ambos, recién ganadas las oposiciones, en Guadix allá por el lejano año 80 (35 años no es nada). Todas excelentes presentaciones porque estas deben ser un análisis del libro mediante el cual se anime al oyente a comprarlo y leerlo. Esa es la función de esta clase de actos, animar a esa lectura, crear la expectativa de cómo será el goce de leer semejante mamotreto. En cuanto a afluencia de público, mediano: desde las 50 personas de Loja porque mi cuñada Puri se dedicó a extender por todo el pueblo la noticia y comprometer a todo el mundo para la asistencia, hasta las 3 personas de Málaga porque coincidió con otros actos. De hecho es normal que si una presentación coincide, por ejemplo, aunque no

Expositor en la librería Margen de Valladolid

Expositor en la librería Margen de Valladolid

fue este el caso, con un partido de fútbol de los llamados de alto riesgo, a la presentación no vaya nadie. Tampoco hay que apurarse, en la firma de ejemplares de la Feria del libro granadina vendí y firmé 3 ejemplares.

Y todo esto, hay que decirlo, gracias a la diligencia y eficacia de mis editores, Editorial Nazarí y de sus responsables, Paolo Remorini y Alejandro Santiago.

A destacar la amabilidad de tantos espacios donde las hice, desde el Centro Sefarad-Israel de Madrid hasta la librería Margen o el Palacio de los Olvidados, por no hablar del Pósito lojeño o el Ateneo de Málaga. El Centro Artístico granadino es como mi casa, de manera que no me extiendo. Fuimos atendidos como señores, ofreciendo todos los medios que esos lugares pudieron ofrecer.

Pero hay una anécdota que no me quiero ahorrar. Naturalmente, tengo un gran interés en hacer una presentación en Barcelona donde disfruto de la amistad veterana de mucha gente además de los palmeros que, confío, aportaría mi hijo Miguel. Paolo Remorini me buscó una librería judía donde presentarla, la Call, en el barrio barcelonés del mismo nombre y antigua judería, puesto que el tema de mi Ashaverus es hebreo. En visita al local de la editorial me dice Paolo que el librero plantea problemas puesto que el asunto de la

Ortodoxo judío dando voces

Ortodoxo judío dando voces

novela no toca la religión judía. ¡Vaya!, pensé, pues si esta no toca la religión judía, ya que habla mucho de Cábala, la mística hebrea, la Torá, novela inmensa y épica, tampoco. Intento hablar con el librero, allí mismo en la editorial, para convencerlo y después de algunos tiras y aflojas sobre si la Cábala no es interesante para los judíos (¡otra!) sino los 613 preceptos, acaba confesándome que a ellos las novelas no les parecen interesantes y que, incluso, tienen varias de Noah Gordon y el rabino les ha dicho que las retiren. Evidentemente, donde manda patrón no manda marinero y el rabino es mucho rabino. Si en ese momento me dicen que estoy hablando con monseñor Escribá de Balaguer, me lo creo. Todos los fundamentalismos son nefastos, y no solo, por supuesto, los religiosos. Mírate en tu interior y si sospechas algún tipo de fundamentalismo, el que sea, vete al médico. De veras. Total, que aún no he podido hacer una presentación en Barcelona. A ver si hay suerte y lo consigo.

Editorial Nazarí

Editorial Nazarí

En cambio, mi Ashaverus es buena, creo. Varios amigos granadinos, entre ellos críticos severísimos, me han asegurado que les gustó mucho. Supongo que con sus fallos, naturalmente, pero en conjunto no debe estar muy mal. Tiene su aquel de intriga, sobre todo por saber cómo se librará el habilidoso Enrique Fuster Bonín del follón en el que él mismo se mete, su parte amorosa e incluso de alta temperatura erótica, su filosofía por esa búsqueda y curiosidad por el mal, su misticismo en esa interpretación a medias herética y a medias cachonda de la Cábala, sus

Paolo Remorini, un pisano con categoría

Paolo Remorini, un pisano con categoría

dos historias en una sola novela por el viejo truco del manuscrito encontrado, su retrato de la España de posguerra desde el lado de los ricos o medio ricos pero que no están de acuerdo con el Régimen (que los hubo, claro, como hubo quienes sí estuvieron de acuerdo y luego alardearon y alardean de sus convicciones democráticas), su intriga histórica con multitud de personajes que existieron de veras.

En fin, no os doy más la vara. La valoración, para mí, es positiva, aunque no haya habido excesivas ventas. No sé qué pensarán los editores. Es muy sencillo, si no les ha ido mal del todo accederán a publicarme alguna otra. Si económicamente ha sido un desastre, con mucha amabilidad, porque lo son, me dirán gracias por los servicios prestados, hasta otra. Aunque conservemos, por supuesto, la amistad porque son gente extraordinaria y, como

Alejandro Santiago, un alpujarreño con prestancia

Alejandro Santiago, un alpujarreño con prestancia

tantos editores pequeños, auténticos héroes modernos. ¡Abajo Lara, vivan Remorini y Santiago!

Anuncios

Acerca de elarboldearnas

Escritor y, sobre todo, novelista.
Esta entrada fue publicada en Presentaciones, Reflexiones personales. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Presentaciones y firmas

  1. joan codina dijo:

    No es de recibo que la buena literatura tenga tan mala venta, me sorprende lo estrechos de miras que son “los jodios” en Barna, yo los tenia por gente de mente abierta, sobretodo despues de visitar la Sinagoga mayor el año pasado, por que si no tocas el tema de la religion no tienes por que dejar de ser vendido en una libreria khoser, es claro que el publico sera limitado a los de esta religion puesto que la Calle donde seta no tiene mucho transito pese a estar al lado de La Generalitat

    • Joan, supongo que no todos, igual resulta que los que hay en la Sinagoga son extraordinarios, como los que me recibieron en la Casa de Sefarad-Israel en Madrid. A la gente hay que tratarla para juzgarla. Sí sé de esos, nada más.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s