Fallece Eugenio Trías

Eugenio Trías. Miradle esa mirada: ¿tenía o no tenía sentido del humor?

Ha muerto Eugenio Trías. La verdad es que poco comentario puede hacer este humilde bloguero y lector aficionadísimo, a esa gran personalidad que fue Trías. Sólo puedo decir que disfruté enormemente de su lectura, tanto en lo puramente filosófico como en sus dos libros sobre otra de mis grandes pasiones: la música. Tanto El canto de las sirenas, como La imaginación sonora son dos prodigios de estudio musical de los grandes compositores de la historia, desde Monteverdi hasta Cage o Scelsi. Su filosofía del límite ha sido una gran escuela, y hablo por mí mismo ignorando hasta qué punto ha influido en los filósofos españoles, por mucho premio Nietsche que se le otorgase, premio que se le da a los filósofos que han compuesto un sistema. Hay quien le critica el título de un libro: Pensar la religión. Se le critica porque la religión no está de moda. Además, él no habló, en este libro, de religión sino del fenómeno religioso, del símbolo y de la revelación, del papel de la Razón en las religiones occidentales, de la contraposición entre éstas y las orientales, de la mitología. Si en lugar de titularlo Pensar la religión lo hubiese titulado Pensar el mito no habría habido crítica ninguna, porque lo que es adentrarse en sus libros, muy pocos lo han hecho. De su filosofía del límite, pocos saben que consiste, justamente, en mirar desde el borde hacia ambos lados, hacia el Ser y hacia la Nada, hacia la Razón Práctica y hacia la Razón Pura, al Yo y al Otro, de tener una visión de las cosas multifocal, de tener una visión pareja a la de las moscas: facetada, y así poder ver la cara y el envés a la vez, para poder juzgar. También se le ha criticado (no tenéis más que mirar la página de internet de la Vanguardia donde se da la noticia y ver algún comentario) que no escribiese en catalán siendo oriundo de allí y de habla materna catalana. Pero él, una gran persona además de un filósofo de campanillas, hablaba yendo más allá, de respeto por las opciones ajenas. A Trías se le ha criticado, pero pocos lo han leído. Lástima.

Los que le criticaron su preocupación por la religión, habiendo leído tan solo un título, deberían conocer este aforismo de su libro La dispersión (Destinolibro 324): “Divide y vencerás. ¿Por qué suprimir a Dios… en lugar de multiplicarlo?”. Los que le critican que no escribiese en catalán (personalmente pienso que la verdadera fidelidad a la cultura catalana reside menos en el idioma, que también es importante, que en mantener contra viento y marea un hábito, una manera de ser catalana que ella sí peligra: el sentido del humor catalán, tan peculiar) podríamos soltarles este otro aforismo del mismo libro: “¿Os imagináis un «profesor» que baila? ¡Su clase debería dejar de ser «lección magistral» y trocarse en happening!”.

Lloro, aunque no con lágrimas, no os asustéis. Pero no es por él, es por mí. Claro que… ¡ja, ja!, ¡me quedará siempre la posibilidad de releerlo!

No os canso, leedlo. Tal vez al morir, al fin, se haya convertido en un «imprescindible».

Anuncios

Acerca de elarboldearnas

Escritor y, sobre todo, novelista.
Esta entrada fue publicada en Reflexiones personales. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Fallece Eugenio Trías

  1. celia correa gongora dijo:

    Gracias, Miguel, ha sido un verdadero placer leer tu artículo. Celia

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s